LAS VIEJAS EMOCIONES

se pierden entre la niebla
del rencoroso atardecer.

Las imágenes se suceden
en un caótico desfile de recuerdos.

Se resisten a perderse
para siempre.

Es imposible!

Las ilusiones compartidas
permanecen en la memoria
y seguirán vivas
hasta que la muerte
escriba el epitafio definitivo.

Las viejas emociones
jamás dejarán de escribir
poemas en los corazones

abatidos de aquellos
que siguen buscando respuestas
entre las cenizas, humeantes,
de la nostalgia.

Han de continuar la senda de la vida.

Tienen que seguir adelante, aunque cueste,
con la amargura insoportable
de la ausencia de los seres queridos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario